Corsé a la vista

Si sois unas fieles seguidoras de las tendencias, sabréis de sobra que este invierno los corsés o corsets vuelven a nuestras vidas para lucirse (nunca mejor dicho). Pues se llevan sobre cualquier prenda que te apetezca. Lo más común es sobre camisas o vestidos, pero puedes probar también a llevarlos sobre jerseys y hasta abrigos.

Y ya veréis como esta pieza de lencería, tan aplaudida como abucheada por hacerte ver de lo más sexy a lo vulgar en cuestión de pequeños detalles, va más allá de este concepto y puedes aplicarlo a cualquier estilo y ocasión.

Para rematar, hoy, además de enseñaros las propuestas de los diseñadores y algunas versiones low que podemos encontrar en tiendas, también os dejo algunas imágenes de street style para mayor inspiración a la hora de llevarlos.


Con la imagen para abrir el post (arriba), vemos la idea que nos traslada Balmain. Me trae a la mente de forma directa al clan Kardashian. Cinturas extra marcadas, jugando con los volúmenes en las caderas y el pecho. Además, atención a los detalles del cuello vuelto en los tops y botas de caña infinita en cada uno de los looks.

Continuamos con Moschino, que hace toda una oda al exceso de la década de los 80 (otra de las tendencias renovadas de esta temporada). Detalles para apuntar, colores chillones abajo y básicos blancos arriba. Como complementos, gorrilla de cuero, botines y medias de rejilla.


Pasamos ahora a dos remixes en cuanto a casas con un punto común. Por un lado, tenemos la combinación de los corsés con vestidos ajustados y a media pierna que consiguen la culminación en cuanto a sofisticación.


Y por otro, jugamos con prendas con movimiento, de tejidos ligeros y vaporosos dándole un giro total al corsé, haciendo de la mezcla de los opuestos un acierto.


Veamos a ver a continuación que nos ofrecen nuestras tiendas favoritas. Pero antes, hay que hacer una pequeña aclaración. En el mundo de la moda, muchas de las tendencias podemos recrearlas con cosas que ya teníamos de antes en casa, a veces sin ni siquiera tener que recurrir a customizarlas. 

En este caso, creo que está más que claro que si algunas de vosotras ya tenéis alguna pieza así en casa (como es mi caso) , pues simplemente jugar con ella poniéndola sobre vuestra ropa. Incluso, si os apetece probar, no tenéis nada y no encontráis en tienda nada que os guste, iros directamente a cualquier sección de lencería y comprarlo allí. Eso sí, tendréis que tener en cuenta que si es "tradicional", quizás estéis incómodas al oprimiros la zona... 

Y ahora sí, si vamos a adquirir esta pieza para utilizarla como un básico, lo más acertado será en color negro, que ya sabemos que pega con absolutamente todo. 

Como veréis, hay de muchos patrones (tipo bralettes, de cinturón ancho o estrecho, con cordones, hebillas, corchetes, etc.).


También podéis encontrar prendas que simulan llevar ya acoplado el corsé, haciendo un poco de trampantojo.


Y como siempre, podemos encontrarlos en colores o tejidos más dispares, como el terciopelo, el denim, etc.


Vamos a ir terminando con los ejemplos de la calle. 

Nivel básico I: Como hemos dicho, el negro nunca falla. Si no quieres arriesgar demasiado, estarás perfecta con unos jeans o pantalones básicos y camisa blanca, jugando así con este clásico binomio de colores. Y para ganar puntos extras, puedes añadir los complementos en algún print más arriesgado como el leopardo.


Nivel básico II: O si lo prefieres, también puedes decantarte por un total look en negro. O en blanco en el caso de que tu corsé sea de este otro color.


Nivel Medio: Si le empiezas a coger el gustillo, puedes comenzar a combinar colores. Hay varias opciones:
  1. Corsé de color sobre outfit sencillo en color un mismo color neutro/suave. De esta manera destaca sobretodo el corsé.
  2. Corsé negro sobre outfit sencillo en color un mismo color neutro/suave. Parecida a la anterior, solo que en esta, aunque el corsé obviamente va a llamar la atención, queda recogido dentro de todo un look más estructurado y "discreto".
  3. Corsé negro/oscuro sobre outfit llamativo (ya sea en color o estampados) + complementos discretos. Con esto vamos a llamar la atención 100%. La sensación será de "haber cogido lo primero que has encontrado en el armario", pero combinará todo a la perfección, pues realmente se trata de un estilismo bastante estudiado y con una intención clara.

Nivel Experto: Aquí parece que hemos dicho "de perdíos al río". Pero nada está seleccionado por pura casualidad.
  1. La primera opción tiene que ver un poco con el último punto anterior. Pero aquí, más que jugar con un color o estampado llamativo en bloque, se trata de darle un giro más en el tema de arriesgar. ¿Cómo lo hacemos y salir de este lío con éxito? Muy fácil. La combinación sería un vestido joya + corsé en color neutro, pero con texturas + clutch original que rompa con el resto.
  2. Esta segunda opción parte del nivel básico: jeans + blusa blanca. ¿La diferencia? Una segunda prenda que destaque sobre el resto y haga parecer al corsé un básico más sin importancia, como el cardigan llamativo, y unos zapatos que desvíen la atención de la parte superior, por ejemplo, eligiéndolos en un color especial como el blanco.
  3. Y la última y con esto acabamos. Volvemos a los básicos, como una camisa blanca + pantalón/falda, pero esta vez de un color llamativo. Además, jugamos con los volúmenes, en este caso con el peplum del top que imita al corsé.



Pues bueno chicas, espero que os haya servido de súuuper ayuda el post de hoy. Y sobretodo, no tengáis miedo a la hora de marcar vuestras figuras con este nuevo fichaje que se incorpora a nuestros vestuarios.

Un besazo y que paséis un fin de semana de escándalo.

Comentarios

  1. ¡Vuelvo a aparecerme por aquí!
    Ya había leído algo de esta tendencia por ahí, y la verdad es que me sigue produciendo un sabor agridulce. Tengo la impresión de que el ciclo de la moda vuelve a pasar por etapas que yo ya tenía superadas y me incomoda la sensación de que cosas que llevan muchos años sin gustarme me puedan volver a atraer a base de fotografías y publicidad.
    Pero bueno, volviendo a los corsés, me parecen una pieza muy interesante, pero bastante complicada. Creo que la combinación que más me atrae es la camisa holgada y el corte, el corsé de cuero negro y básico, sin lazada. Aunque no sea mi estilo, he de decir que la última fotografía, la de la mujer que lleva ese corpiño color lima, me ha gustado mucho. Supongo que esta tendencia es la continuación natural al bralette + camiseta.
    Acabo de leer también el post anterior, espero que te encuentres mejor de salud. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente, a mí con tanto "revival" de los 90 veía cosas que me espantaban al echar la memoria atrás... Pero bueno, siempre que sea reinventándolo puede que lo que no nos funcionase en su momento ahora sí.

      Ahora que lo dices, sí que parece una continuación del bralette sobre camisetas. Esperaremos a ver si en la calle realmente se lleva, porque el tema del bralette, al menos por mi zona, ni para un look más arriesgado de sábado noche los he visto...

      Gracias por comentar siempre, de salud ya voy mejor, menos mal! jaja Un besito enorme :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Anímate a dejar un comentario molón, me encanta saber cuál es vuestra opinión en todo momento. En cuanto pueda te respondo :)

I hope your cool comment! I love know all your thoughts. I'll answer you as soon as I can :)

Entradas populares de este blog

Back to school outfits

Cosplay enfermera Silent Hill: Cómo hacerlo