Pantalón fuseau

Quienes seáis de mi generación y de la década anterior (80s-90s) seguramente habréis usado este tipo de pantalón. En mi caso, más que por estar en tendencia, mi madre me los ponía de tipo chándal cuando iba a párvulos para que estuviese más cómoda al jugar y que no se me subiesen para arriba con el frío. O en caso de lluvia, para que se quedasen bien recogidos dentro de las botas...



El caso es que los odiaba, porque lejos de olvidarme de ellos mientras jugaba, eran un auténtico coñazo y me incomodaban. Las cintas se me clavaban en la planta del piel, por no hablar de que me tiraban para abajo y tenía que andar todo el día subiéndolos para que no se me viera el culillo...

Y aquí aparecen de nuevo. Eso sí, en versión mucho más sofisticada con pantalones tipo oficina. Dejando a un lado mi mala experiencia con ellos, no sé hasta qué punto me encantan o me horrorizan. 


En el Street Style poco se han dejado ver... Y quien más a repetido ha sido la It girl Miroslava Duma.


En tiendas parece que tampoco se ha apostado mucho por ellos. Pero si alguna quiere darles una oportunidad, que no desespere, porque, aunque poquita cosa, algo se encuentra.


Dudo que vaya a invertir en un pantalón así, porque no creo que le vaya a dar mucho uso una vez pase la tendencia. Eso sí, si vosotras os animáis con el, siempre os quedara la solución de cortarle el bajo para hacerlo normal en un futuro.

¿Cuál es vuestro veredicto final? ¿Pantalón fuseau sí o no? Un besazo chicas :)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cosplay enfermera Silent Hill: Cómo hacerlo

Back to school outfits