Volante voy, volante vengo

¡Hola! ¿Qué tal estáis? Últimamente comienzo los posts sin preguntaroslo porque se ha convertido en una "coletilla" y se me hace repetitivo y cansino, pero eso no significa que no me interese por vosotras! Así que tanto si lo digo como si no, ya sabéis que podéis comentarme cualquier cosita que os apetezca :)

Esta semana vamos con una tendencia que se me hace muy del verano: los volantes. 

Quizás a más de una (sobretodo si sois andaluzas), se os venga a la cabeza los trajes de flamenca, y seguramente la mayoría, a pesar de ello, tengáis ya alguna de las blusas que tanto se llevan este año con un volante sobre/bajo el pecho en colores blancos o azules ¿a que sí? 

Y es que en esto de la moda, hay que tener vistas más allá de a lo que a priori nos puedan recordar, y si se da el caso, darle una vuelta de tuerca para llevarlo a nuestro terreno sin parecer "disfrazadas", justo como os comentaba el año pasado en este otro post.

¡Y sin más preámbulos vamos con el post! :)


Los podemos encontrar de muchos estilos, como los que nos propone Alexis Mabille realizados con hilo. A las que seais mañosas o tengáis a esa mami/suegra/abuela que lo sea, es una excelente idea para copiarlo dándole a las agujas de ganchillo ;)

También los encontramos jugando con las transparencias, ya sea creando capas de tejidos translúcidos con otros opacos, o utilizando directamente telas de este tipo como el plumeti, la seda o la gasa.


Podemos intercalar los volantes sobre un fondo blanco, como en un vestido o camisa básicos. Y ojo, que no sólo están los volantes típicos cortados sobre tela, las tiras de flecos pueden crear perfectamente este efecto también. 


Con vistas a bodas o de cara más al otoño, me gusta mucho la idea de utilizar una capa de volantes o el terciopelo para crear nuestros diseños.


Ahora más que nunca desde hace años se le está dando mucha importancia a una prenda, el pantalón. Tanto es así que los podemos encontrar de todo tipo de larguras y estilos (cropped, flared, palazzos, baggy, harem, shorts, microshorts, culotte, etc). Por lo tanto, un modo inesperado de llevar los volantes es en nuestros pantalones, independientemente del largo o de la cantidad de capas que les incorporemos.


Y vamos con una última propuesta, que si bien no es una "idea" en sí, es más bien el color que los caracteriza, el rosa. Y es que, lejos de que ahora estén de moda o no, a mí los flamencos (como los cactus), me pirran y este color me recuerda totalmente a ellos.

Aparte, podemos fijarnos en esa degradación del color de claro-oscuro, que podemos aplicar tanto en una misma prenda (tanto a base de costura como con tintes o decoloración de ropa) como con un par de piezas por separado.


Pienso que los volantes dan un aspecto muy romántico y delicado a nuestros outfits y pueden aportar un punto de sofisticación y originalidad al look más sencillo que nos plantemos. ¿Qué opináis vosotras?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Back to school outfits

Cómo organizar el armario