Vacaciones en Tarifa

Justo esta semana pasada ya os comenté que nos íbamos unos días a Tarifa. He querido hacer un post resumiendo los tres días que estuvimos, qué visitar y nuestra opinión del lugar. Así que va a ser un post larguito ;)


Lunes 4 Julio

Este lunes pasado nos fuimos a Tarifa para aprovechar los últimos días que Javi tenía de vacaciones. El check-in del hotel se supone que no lo podíamos hacer hasta las tres de la tarde, así que no nos fuimos con muchas prisas. Nos hospedamos en el Hotel La Mirada.

Todo estuvo perfecto y el servicio nos atendió muy bien desde el primer momento, quizás la única pega fue que (al menos en nuestra habitación), llegadas las 5-6 de la madrugada hacía mucho calor, y si habría la ventana (no soy muy fan del aire acondicionado por la noche) se oían los motores una barbaridad y dormimos algo regu...

En fin, ese día fue prácticamente llegar para la hora del almuerzo. Nosotros nos fuimos preparados con nuestra nevera cargadita desde casa para comer en la playa y echar allí la tarde al sol.

Sobre las 7 nos fuimos al hotel a ducharnos y cambiarnos para dar un paseo. Pasamos por la Puerta de Tarifa, que es esta que veis abajo.


Por cierto, dentro podéis ver esta... ¿pintura? No sé muy bien cómo llamarlo y tampoco había algún letrero que te indicase de qué se trataba (tan sólo el típico de "prohibido fijar carteles"). Si alguien lo sabe que nos ilumine un poco... 


Pasada la puerta hay dos calles que bajan y llegan al mismo sitio. Nosotros fuimos por la de la izquierda, donde encontraréis muchas tiendas pequeñas, sobretodo de ropa. Os advierto que, aunque la ropa es muy chula (la típica rollo hippie-surfero) es bastante cara. 

Al final llegaréis a esta calle ancha que os muestro en la foto. Si tiráis hacia la derecha os encontraréis con el Castillo de Guzmán el Bueno, el puerto y la playa, y si vais por la izquierda veréis la iglesia de San Mateo y un montón de bares y terrazas en callejuelas que se cruzan dando lugar a varias plazitas.



Nosotros ese día tomamos la dirección hacia el castillo. A esa hora ya estaba cerrado, pero volvimos al día siguiente para visitarlo.

Este fue el outfit que escogí. La verdad es que si os sentís un poco observados, pasad del tema, porque era raro quien no se nos quedaba mirando. Y es que allí todo el mundo viste exactamente igual! jajaja No lo digo como algo malo, pero me hizo un poco de gracia.

Ojo a las chicas, pasad de plataformas, cuñas o tacones por más cómodos que sean, porque el suelo es de piedra por casi toda esta zona que es la más "turística" y puede ser un poco rollo...


Falda: ZARA (NEW! 2016), Croptop: Blanco
Plataformas: Stradivarius, Bolso: Kiddy'sClass

Continuamos por ese camino y dimos con una plaza (situada en la Avda. de la Constitución, donde, por si a alguno le hace falta, se encuentra la oficina de turismo al final). 

Polito: H&M (Rebajas verano 2016), Pantalón: Bershka (New!), Náuticos: Bershka

En esta zona hay algunos restaurantes también. La mayoría eran de estilo italiano y francés. Nosotros nos sentamos en el último de todos, en Lola Mora. Si podéis ir, os recomendamos el plato especial de degustación para dos de atún de Tarifa, que es el atún rojo típico de esta zona. 


Viene preparado en cuatro estilos: tiraditos, a la plancha, marmitako y tartar. Todas buenísimas, nunca había probado algo así en mi vida. Y aunque parezca poca cantidad, llena bastante (os lo dice una que le gusta "comer hasta reventar").



Cuando terminamos estábamos tan cansados que nos fuimos directos al hotel. Lo que es el pueblo en sí, esperábamos otra cosa la verdad, como más "turístico". Vamos, que no es un lugar precioso en sí. Pero sí que tenía muchos rinconcitos la mar de entrañables. Sobretodo os recomiendo que estéis atentos a las casas que tienen ojos de patio a la entrada, todos cuidados con sus flores y los santos.


Y por supuesto (y si sois más de alquilar un apartamento donde vosotros mismos os metáis en la cocina), visitad el mercado de abastos. A la mañana siguiente nos asomamos y nos encantó.



Martes 5 Julio

Este día decidimos desayunar temprano e ir a visitar Tarifa por la mañana. Consejo: no madruguéis mucho porque la mayoría de las tiendas abren a partir de las 11!!

Esta vez al pasar por la Puerta de Jerez, decidimos ir por la calle de la derecha en busca de una tienda donde venden babuchas y marroquineria, pero aun estaba cerrada U_U''






Como os decía antes, aprovechamos este día para visitar el Castillo de Guzmán el Bueno, parada obligatoria si visitáis el pueblo. Son solo 4€ la entrada de adulto y está todo super bien explicado y conservado. Dentro también podreís visitar la iglesia de Santa María.

El punto donde se encuentra se conoce como el puente entre Europa y África, ha sido siempre un lugar estratégico desde la etapa prehistórica. Se construyó en el siglo X, dotándole de un uso militar durante mil años.




Esta puerta que veis a continuación es la Puerta del Mar (siglo XIV) y por ella se accedía a la ciudad hasta hace pocos años.





Por si os preguntáis quién fue Guzmán el Bueno, de forma breve diremos que venía de una familia aristócrata, que participó en la consquista de Tarifa en el año 1294 y fue nombrado su alcaide.

Poco después, los sitiadores del sultán berebere Ibn Yaqub (expulsado de la corte por rebelarse contra el hermano de Guzmán, el rey Sancho IV), capturaron a su hijo para chantajearle a cambio de que les entregase la ciudad de Tarifa. Sin embargo, Guzmán tuvo un gesto heróico al conceder el sacrificio de su hijo y combatió a los musulmanes  para la defensa de la ciudad, pasando así de ser conocido como don Alonso Pérez de Guzmán a Guzmán "el Bueno".







Lo que veis debajo es el puerto y al fondo la isla de las Palomas,  que se encuentra unida a Tarifa por un espigón artificial. Es el punto más meridional del país y al final se sitúa el Faro.

Pensábamos que se podía visitar, pero al llegar vimos un cartel indicando que estaba cerrado al público por ser recinto militar y nos quedamos con las ganas de verlo...

El otro edificio que se ve a la derecha como un pequeño castillo no tuvimos ni idea de lo que era, pero no parecía que tuviese acceso tampoco.





Así que nos fuimos justo para el otro lado, lo que sería por detrás del castillo, pegado al puerto. Allí encontramos una plaza muy bonita junto a la Casa de la Juventud y justo al lado estaba la biblioteca municipal "Mercedes Gaibrois", en la Plaza de Santa María o "de las ranitas".

Gafas de sol y cangrejeras: Primark




Y al salir de aquí, vuelves a comunicarte con las callejuelas que comunican con la Iglesia de San Mateo que os contaba al principio, haciendo el recorrido en círculo.

A la vuelta decidimos irnos para el hotel por el paseo marítimo. La verdad es que nos lo esparábamos algo "mejor". Nos volvió a invadir la sensación del primer día de que bastantes calles estaban más "descuidadas" y que aquello, efectivamente, sólo merecía la pena principalmente por sus playas de arena blanca.


Total look: Bershka Man

La tarde la pasamos de nuevo en la playa y por la noche decidimos salir a cenar. Mi padre nos recomendó varios sitios para comer pescaito: Punta blanca, Los Melli y El otro Melli. Los dos primeros estaban hasta arriba de gente y el último nos lo encontramos cerrado, pero justo en la plaza donde estaba vimos el bar Playa Blanca y comprobamos que tenía muy buena puntuación por Tripadvisor. Tuvimos que esperar un poco a que quedase mesa libre (había una lista de espera de cuatro mesas por delante nuestra), pero mereció la pena y se nos pasó el tiempo volando gracias a las interpretaciones que hizo durante toda la noche un chico y su guitarra justo al lado.

Nosotros somos de cenar ligero y nos pedimos sólo las tres raciones que veis a continuación y un par de cañas y nos quedamos bastante satisfechos, además estaba todo riquísimo ¡en especial las croquetas!

Y para terminar me comí un helado de coco de la Heladería Premium en la calle de Los Silos (tras pasar la Puerta de Jerez), que sabía tan natural como si estuviese comiéndome un coco de verdad :P

 Vestido y camisa: H&M (Rebajas veranos 2016)



Y aquí se acaba el viaje. Creo que es en el que menos fotos hemos sacado (bueno, personales a modo guiri tenemos muchas más, pero no como para el blog).

El miércoles teníamos pensado pasar todo el día en la playa tras hacer el check-out del hotel por la mañana, pero cuando llegamos había tal aire que era imposible acomodarse de lo que picaba la arena. Así que al final dejamos todos los bártulos en el coche, nos dimos un paseo por la orilla, nos dimos un buen (y muyyy frío) baño, vimos muchos pececines que se nos acercaron, y nos fuimos de vuelta para Ronda para llegar por la tarde.

Espero que os pueda servir de ayuda por si algún día queréis pasar las vacaciones aquí. Creo que viniendo más días, mínimo una semana, puede ser un lugar clave para visitar otros pueblos y playas de la zona, y quizás lo vea un sitio más familiar para descansar (obviando por supuesto el turismo activo que estos sitios ofrecen).

¿Alguna vez habéis estado? ¿Tenéis alguna recomendación que añadir? ¡Espero vuestro comentarios!

Mil besos

Comentarios

Entradas populares de este blog

Back to school outfits

Cómo organizar el armario