Cómo hacer unos pendientes de plumas

Cuando el verano llega me gusta pensar en outfits relajados y naturales con detalles hippies en los accesorios. Da la casualidad de que esto es lo que nos quieren vender también desde el mundo de la moda y las diferentes cadenas de ropa, que incrementan la idea aprovechando el tema de los festivales de música que tienen lugar durante la temporada. 

Así que, tanto si forman parte de tu estilo simplemente, como si eres una fiel seguidora de las tendencias más punteras, vamos a empezar la semana con un DIY para crearos unos pendientes de plumas que le darán un toque boho y divertido a vuestro look más sencillo.



Las plumas que he escogido han sido en azul eléctrico, naranja y en color natural. Podéis encontrarlas en tiendas de manualidades, mercerías o en cualquier bazar chino, al igual que el resto de materiales que veremos a continuación.


Necesitaremos:
  • enganches para los pendientes.
  • un par de anillas pequeñas (es opcional) que podéis comprarlas o realizarlas vosotras mismas con un trocito de alambre y alicates.
  • un bastón para cada pendiente con el cabezal en forma de anilla (al igual que las anillas, podéis comprarlos hechos, como éstos, o hacerlos vosotras).
  • un par de casquillos o terminales cerrados para cordones.
  • terminales abiertos de cordones.
  • abalorios pequeños (opcional).
  • cadena metálica.
  • alicates pequeños.
Aunque en esta foto aparecen para realizar dos pendientes, al final sólo he hecho uno, porque al ser grande y largo, me gusta llevar sólo uno  y en la otra oreja pendientes más pequeños o discretos.


Para empezar preparamos todas las plumas. Para ello cortamos los tallos en el caso de que sean muy largos. Luego, colocamos el tallo en un terminal abierto y lo cerramos y apretamos con la ayuda de los alicates.






Aquí tenemos las tres plumas ya preparadas. Faltan las plumas de color natural, que no me di cuenta y no saqué la foto...



Ahora cogemos las cadenitas. Podemos colocar todas las plumas en una misma cadena, cada pluma en una diferente, en fin, cuestión de gustos. Es muy fácil de ponerlas, tan solo tenemos que pasar las anillas por ellas y cerrarlas con los alicates. Así quedaron las mías. Las de color natural son las únicas que no llevan cadena para que queden en  la parte más alta del pendiente.


Pasamos las cadenas por el cabezal del bastoncito y lo cerramos...


Colocamos encima el terminal cerrado para camuflar el bastón y añadimos algún abalorio que nos guste. Yo he escogido este en azules y naranja a juego con las plumas.


Le colocamos el enganche para el pendiente utilizando el propio final del bastoncito. También podéis unirlo mediante una anilla pequeña, lo que más os guste... ¡Y Listo!


Es un poco más entretenido de hacer que otros DIY que os he enseñado, pero nada difícil. Así que manos a la obra. Y a las más perezosas, para que no me digáis que no os lo pongo más fácil aún, aquí os traigo una selección variada que podemos encontrar en tiendas, ¡o para que os sirvan de inspiración para hacer los vuestros!

Todos de Bershka, excepto los azules tipo caza-sueños de H&M, y los de abajo-derecha de Mango.


¿Os gustan este tipo de pendientes? Animaos con el vuestro y enviadme una foto con ellos para compartirlos por aquí si os apetece ;D
Besitos a todos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Back to school outfits

Cosplay enfermera Silent Hill: Cómo hacerlo