Hacer Cupcakes con Royal

Hola chicos. Hoy os traigo un post que no tiene nada que ver con la moda. Al menos en cuestión de ropa y de más. Porque lo que es la idea de hacer magdalenas cupcakes sí que es una moda a la que se está subiendo al carro todo el mundo en cuestión de muy poquito tiempo.

Este pasado viernes decidí hacer cupcakes para celebrar los cuatro años que llevo junto a la persona más maravillosa de la galaxia (momento de empalagosidad al máximo). Tampoco os voy a contar ningún secreto. Al ser las primeras que iba a hacer en mi vida y teniendo en cuenta lo desastrosa que soy para la repostería (con lo bien que sí que se me da la cocina...), decidí no arriesgarme y probar con este preparado de Royal. Aunque al principio no me fiaba mucho, he de decir que salieron bastante ricas :)


Lo primero, los ingredientes:
130 gr de mantequilla o margarina.
2 huevos.
130 ml de agua.
Sobre de mezcla base que trae el paquete.


Antes de nada, ponemos a derretir la margarina. Yo lo hice al baño maría y apenas tarda unos minutillos. Luego dejamos que se temple mientras vamos preparando los demás ingredientes.


Echamos la mezcla base en un bol. Añadimos los dos huevos, el agua y la margarina derretida y tibia.



¡Y a batirlo todo! La mezcla debe quedarnos homogénea.


Llenamos los moldes. Yo me serví de una cuchara sopera para ello. Las introducimos en el horno (precalentado a 180º) y esperamos unos 20 minutos, hasta que queden doradas. Para comprobar que están bien hechas podemos pincharlas con un palillo de dientes también. Si utilizáis unos moldes más pequeños a los que trae la caja, con unos 15 minutos al horno es suficiente.


Menudo show monté aquí, porque la primera tanda las llené con demasiada masa y se rebosaron por todo el molde al "subir"... Además, mi horno debe estar desnivelado porque se me iban llendo hacia un lado. Pero vamos, sin agobios, eh.


Mientras tanto podemos ir preparando el glaseado para decorar los cupcakes una vez que estén fríos.

Necesitaremos:
Un par de cucharas de agua caliente.
20 gr aproximadamente de margarina, previamente derretida y tibia también.
Sobre de base para glaseado que trae la caja.


Vertemos el agua y la margarina derretida en un bol. Con ayuda de un colador vamos añadiendo la base en polvo para el glaseado y batimos a mano. Aquí he de decir que, no sé por qué, pero no se me ocurrió coger la batidora manual. En su lugar cogí un tenedor. Pero vamos, salió genial aun así =P


Una vez hecha la masa, podéis añadirle los colorantes alimenticios a vuestro gusto. Yo realicé tonos verdes y aguamarina. Para aplicarlo más fácilmente sobre los cupcakes utilicé unas bolsitas (las de los bocadillos) con un boquetito en la punta a modo de manga pastelera.

Por cierto, con los colorantes, a lo mejor parece muy obvio, pero descubrí en ese momento que las manchas que deja son de lo más difíciles de quitar... ¿Algún truco al respecto?


También utilicé este gel que compré en una tienda especial para repostería. Deja un aspecto como gelatinoso. No sé cómo será el resultado de otras marcas, pero os aconsejo que si lo combináis con el glaseado en vuestro diseño, lo hagáis al día siguiente cuando el glasé esté completamente frío y durito, porque si no se os funden los colores un poco... (estas cosas son las que tienen el directo de "la primera vez").


En el pack nos dan algunos consejillos para el glasé, como echarle zumos (sustituyendo el agua), chocolate, en fin lo que se os ocurra. Por supuesto podéis utilizar todo tipo de decoraciones aparte: fideitos de colores, bolitas de cacao, perlas comestibles, confetis de diversas formas...

Y he aquí el resultado final. Aquí están las que mejores quedaron, claro. ¿Qué os parecen? Están graciosas ¿verdad?


Para terminar, debemos cuidar la presentación si se los vamos a entregar a alguien. Es una lástima que no tenga fotos del resultado final (escusas, excusas: estaba ya cansada y tenía que estudiar para mis exámenes). Pero algo sí que quedó por ahí grabado.

Las plantillas de la izquierda y derecha las saqué de internet. La idea fue la de decorar la tapa de la caja, para que una vez terminadas las magdalenas, se pudiese guardar la tapa a modo de tarjeta de recuerdo. A los circulitos les escribí pequeños mensajes y los pegué en palillos de dientes para ponerlos en las magdalenas. El logo de Feliz Aniversario lo realicé de forma muy sencilla con el Word.


Aquí la decoración de la cara interna de la tapa. Le hice unos bolsillos simulando el papel de los cupcakes, y unas tarjetas individuales en forma de cupcakes donde le escribí cositas secretas :p



¿Qué os ha parecido? Espero que os animéis a hacerlas algún día y compartimos recetas y trucos ;) Además os puede servir de ayuda como idea para un regalo. Dulces besitos.

Comentarios

  1. Pero que bien decorados te han quedado, eres toda una manitas en la cocina.

    un besito desde http://contaconesenlaciudad.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Aunque se pueden mejorar bastante =P
      Besos.

      Eliminar
  2. Te han quedado estupendos :) a mi me encantan y los suelo hacer a menudo :)

    Saluditos,

    L

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Anímate a dejar un comentario molón, me encanta saber cuál es vuestra opinión en todo momento. En cuanto pueda te respondo :)

I hope your cool comment! I love know all your thoughts. I'll answer you as soon as I can :)

Entradas populares de este blog

Cómo combinar tus slingback

In a plastic world

Qué me pongo en Semana Santa 2017

La cocina de tus sueños

¿Qué me pongo en primavera? (Bodas, Bautizos y Comuniones)