Nos vamos de boda

Este sábado pasado pudimos disfrutar de la boda de unos amigos. 


En principio, al ser una boda de tarde-noche, lo que pega es ir de largo. Y realmente no tenía problema con eso ya que me hacía ilusión pillarme algún vestido, o en su defecto una falda, de ese estilo (ay, qué ilusa de mi). Días antes de irnos de compras estuve mirando por internet y sinceramente no encontraba nada que se ajustase a mi estilo, a mi cuerpo y a mi bolsillo... Y al final se me ocurrió la idea de probar con los pantalones palazzo que tanto se llevan ahora. Así que llegó el día de shopping, y la primera tienda que pisamos fue Zara (que lleva ya 3 años que las cosas que encuentro "ni fu ni fá") y ahí estaban ellos esperándome. Fue probármelos y ni pensármelo dos veces!! (Y menos mal que seguí mi instinto porque si no me hubiese dado con un canto en los diente durante el resto del día...). La verdad, nunca pensé que este tipo de pantalones me fuesen a quedar bien, pero oye, una se lleva sorpresas para todo. Y al final me alegré bastante de elegir esta opción. Me sentía "muy yo". Lo combiné con esta blusa tipo capa con abalorios en dorado también de Zara, pero del verano pasado, y que aun no había estrenado, junto con un corsé blanco de la colección "No sólo para novias" de Women Secret, también del año anterior. Para cuando cayese la madrugada llevaba una chaqueta de color verde en seda de Caramelo de mi madre (¡es de cuando hice mi comunión! así que echadle años...), pero no salgo en ninguna foto con ella. La única en la que se asoma un poco es en la foto que aparezco sentada, dobladita detrás de mí junto con el clutch.

Los complementos, discretos y sencillos: sandalias de Menbur y el clutch transparente de Stradivarius que me regaló mi chico por mi cumpleaños
.
El peinado también fue bastante sencillo y fácil de hacer desde casa (haced clic aquí para ver el paso a paso!). Lo rematé con el toque de la flor en fucsia (al igual que las uñas y los labios) a juego con la corbata del churri jajaja.

Por cierto, el color verde y el mint son los claves para estos actos este año. Si no iban al menos 5 chicas así no iba ninguna, y mirad que era el color que había pensado llevar yo también. Así que si os toca evento y no queréis ir muy repetidas ya sabéis.

Los chicos por su parte lo suelen tener más fácil. Además, para la ocasión, iban todos de chaqué. Al principio me daba risa al pensarlo... Nunca me han gustado la verdad. Pero cuando los vi el día, estaban todos bastante guapetes ;) ¡Sobretodo en persona!





Fotografía realizada por J.C. Álvarez Gutiérrez

Siento no tener muchas más fotos que mostraros, es una lástima porque el lugar era precioso. Me ha pasado como en la boda de mi hermano, solo pensaba en disfrutar y las fotos pasaron a segundo plano. Pero bueno, de eso se trata también ¿no? De pasar un buen rato rodeada de buena compañía :)
¡Muchos besines!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Back to school outfits

Cómo organizar el armario